Mal diagnóstico de trombosis venosa profunda puede causar la muerte

Mal diagnóstico de trombosis venosa profunda puede causar la muerte

México.- La trombosis venosa profunda y su complicación llamada embolia pulmonar son enfermedades crónicas que pueden aparecer de manera súbita y afectan la circulación de la sangre, además de que pueden provocar la muerte si son mal o tardíamente diagnosticadas.

En conferencia de prensa, el jefe del Departamento de Neumología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, José Elizalde González, y el cirujano vascular del hospital Los Ángeles, Roberto Águila Márquez, señalaron que la aparición de un coágulo en las piernas causa ambos padecimientos.

Aconsejaron que para prevenir esta enfermedad es importante mantener un peso adecuado, hacer ejercicio e informar al médico antes de un procedimiento quirúrgico si se tienen varices, las cuales se deben cuidar y usar medias de compresión.

Indicaron que a pesar de no haber un registro preciso de la incidencia la incidencia de trombosis venosa profunda se estima que en México cada año hay entre 400 y 450 mil casos.

Esta enfermedad se origina por coágulos que se forman en las venas profundas de las piernas, que son las que tienen una conexión directa al corazón, por lo que si se obstruyen se afecta la circulación sanguínea, explicaron.

La embolia pulmonar se presenta cuando el coágulo de la vena de la pierna se desprende y por medio del torrente sanguíneo se aloja en el pulmón, añadieron los especialistas.

Los médicos refirieron que no existe una sintomatología específica para todos los pacientes, pero algunos pueden presentar en la extremidad afectada cambio de color de la piel, sensación de dureza y pesadez e hinchazón, así como una percepción de calor en la zona afectada y hasta úlceras.

También se puede manifestar falta de aire o dificultad para respirar, dolor en el tórax, tos y en casos graves hasta un síncope cardíaco.

Entre los factores de riesgo que propician esta enfermedad y su complicación, son la edad ya que la mayoría de los pacientes las presentan a partir de los 50 años, también recibir tratamiento oncológico, la obesidad, el sedentarismo y el tabaquismo fomentan que el paciente tenga predisposición a coagular.

En general, cualquier persona que vaya a ser sometida a una cirugía ortopédica, como el remplazo total de cadera o de rodilla es candidato a padecerla.

Las mujeres tienen 55 por ciento más de probabilidades de desarrollar dicha afección, debido a que algunas toman sin prescripción médica anticonceptivos hormonales y en ocasiones abusan de éstos, además del incremento del tabaquismo en este sector de la población.

De esta manera, los galenos aconsejaron hacer ejercicio con las piernas, debido a que la inactividad podría generar la trombosis venosa profunda, indicaron.

Para contrarrestar los riesgos de contraer esta enfermedad se pueden practicar diversos ejercicios con las piernas y si se permanece mucho tiempo sentado se deben hacer círculos con los pies, pedalear en el aire y apoyarse sobre los talones y las puntas de los pies en movimientos ascendentes y descendentes.

En el marco de la presentación de un nuevo fármaco anticoagulante dijeron que en la mayoría de los casos los pacientes vuelven a su vida habitual siempre que lleven terapia.

No obstante, agregaron, hay un alto índice de casos en los que la presencia de los coágulos se repite, lo que pone en peligro la vida de las personas, de ahí la importancia de un diagnóstico y tratamiento eficaz.